Institucional

El CIPPA es un organismo de contralor responsable de garantizar la inocuidad y calidad de los alimentos que ingresan a nuestra Provincia, finalidad que lleva a cabo desde el año 1997, ininterrumpidamente, trascendiendo las gestiones políticas y con un crecimiento sostenido.

A partir de la sansión de la Ley 2766/2012, el Organismo adquiere autarquía administrativa, financiera y presupuestaria.

Como organismo de control tributario e higiénico – sanitario tiene como meta principal la protección de la salud de la población y el fortalecimiento de la producción e industria local. Cumpliendo con uno de sus objetivos básicos “la mejora continua”.

De los registros estadísticos que surgen del Control en los Puestos, se facilita el contraste con estadísticas de la Provincia y organismos relacionados, usados como base para programas de sistemas productivos y comerciales.

Como una de las principales funciones que desempeña el CIPPA es frenar la comercialización a través de intervenciones precautorias, de todo producto que no cumpla con las normas y requisitos vigentes, evitando así que lleguen al consumidor; primando su rol educador a través de una función asesora y orientadora, con el objeto de establecer en forma conjunta con el introductor medidas correctivas.

Otro aspecto de la Ley 2766 que marcó un cambio exponencial en el ritmo de trabajo y de apertura a nivel orgánico, es que la misma establece que CIPPA sea autoridad de aplicación de la Ley Federal de Carnes, entre otras.

Esto significó sumar a sus funciones, el control de la habilitación y fiscalización de todas las plantas de faena existentes en la Provincia y seguir la trazabilidad de los productos cárnicos derivados. Para ello, se fueron estableciendo redes de trabajo cooperativo con la mayoría de los Municipios y Organismos competentes relacionados.